La investigación dio un giro cuando, a mediados del mes de junio, uno de los sospechosos amenazó con un arma de fuego al vigilante de seguridad de un establecimiento comercial de San Javier. Este hecho puso de manifiesto la temeridad y agresividad de los asaltantes, y generó alarma social entre los vecinos y empresarios de la zona

Ver noticia completa:Laverdad.com